CIRUGÍA PLÁSTICA VAGINAL

Cirugía plástica vaginal

Se refiere a todas aquellas técnicas aplicadas con el propósito de reconstruir y devolver la firmeza o tono muscular de la vagina y área perineal de la mujer.

La cirugía plástica vaginal se puede dividir en procedimientos externos e internos:

  • Los procedimientos externos, conocidos como labioplastia, embellecen el área genital, por lo que mejoran la autoestima y la parte funcional de la vulva.
  • Los procedimientos internos mejoran la calidad de las relaciones sexuales y son conocidos como vaginoplastia, o Revujenecimiento Vaginal con Láser.

    Se pueden realizar:

    -Labioplastia de Labios Mayores
    -Labioplastia de Labios Menores
    -Reducción del Capuchón del Clítoris
    -Himenoplastia (Reconstrucción del Himen para volver a ser virgen.
    -Vaginoplastia o Rejuvenecimiento Vaginal con Láser.
    -Estrechamiento Vaginal para vaginas con amplitud extrema.
    -Perineoplastia (reconstrucción del periné).
    -Corrección de desgarro vaginal o perineal antiguo, por trauma debido al parto.

¿Cómo saber si necesito una cirugía plástica vaginal?

1. Labios vaginales prominentes y/o visibles a través de prendas de vestir

2. Dolor, incomodidad y/o interferencia de los labios vaginales en relaciones íntimas, ejercicio u otras actividades.

3.Pérdida de volumen de labios mayores o flacidez.

4. Sensación de amplitud vaginal y menos roce durante el coito.

¿Que pacientes se realizan esta cirugía?

Se suele realizar en mujeres que padecen un debilitamiento del soporte de los órganos pélvicos y un ensanchamiento de la vagina como consecuencia de haber tenido varios embarazos y partos. Además, la pérdida de firmeza del suelo pélvico también puede producir prolapso uterino (caída y desplazamiento de la vejiga), incontinencia urinaria, y unas relaciones sexuales de baja intensidad o menor frecuencia de los orgasmos.